Gustos de niños culposos de grandes

En ocasiones miro a mi hijo emocionarse por cosas que de verdad me parecen inverosímiles, pero reírme y divertirme con él es el mejor trabajo que jamás haya tenido. Entre juegos y juguetes comencé a recordar todas las cosas con las que me divertía cuando era niña.

He pensado que hoy en día los niños necesitan de juguetes cada vez más elaborados e inclusive los globos metalicos ya no son todo un atractivo; ahora ya es necesario que éstos tengan cada vez más detalles y colores que llamen su atención.

Los dulces, por favor, los dulces tradicionales son algo que no solo a los niños les gustan pues todos gozamos de un buen postre o nos emocionamos al ver dulces que comprábamos en nuestra infancia. Sí, las pequeñas cosas que nos causaban felicidad se desvanecen con el tiempo y dejan atrás los atajos que tomábamos de niños para crear objetos capaces de hacernos sentir en un mundo lleno de imaginación.

Todos tenemos gustos de los que tal vez ahora nadie te entiende, pero de niños todo el mundo amaba –o por lo menos tenía un poco más de sentido-. Por ejemplo, los globos metalicos, era un hit tener un globo enorme de tu caricatura favorita, aun cuando ésta estuviera completamente distorsionada; ahora le compro a mi hijo un globo de su personaje favorito cuyo casco sube y baja.

Hace poco viajé a Puebla y mi máximo fue comprarle un bolso de tela a mi hijo repleto de juguetes de madera y pequeños dulces tradicionales, he de confesar que este tipo de dulces son mi perdición y muchos de los que conozco no coinciden conmigo –a muchos ni siquiera les gustan-.

En ocasiones, a muchos nos ha pasado, reconocemos olores, colores, momentos, formas, objetos o lugares que nos recuerdan a nuestra infancia y que nos gusta visitar o tener con esa finalidad: recordad lo que amábamos cuando niños.

globos-metalicos

Jugar cebollitas, listones, zapatito y hasta tener esos enormes globos que ahora solo ves en San Valentín se ha convertido en un gusto culposo que solo puedes recordar con nostalgia, pero que si se presenta la oportunidad no vas a dudar en llevarlos a cabo pues “recordar es volver a vivir”.

Y es que quién no disfruta reventando globos con agua, jugando con el aro, yoyo o trompo, en algunos casos hasta los Lego como un clásico; estos y muchos otros juguetes no pasan de moda y siempre nos recordarán que no es necesario tener juguetes extravagantes –cosas, si nos vamos a lo esencial- para poder divertirnos como enanos… aun cuando ya estés muy grandecito.

¿Cuál es tu juguete favorito de niño? Déjanos saber de esto y si aún gustas y te emocionas de verlos o tenerlos. No olvides compartir este nostálgico post con todos tus amigos en redes sociales y regalarnos un like.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *