Cómo restaurar un mueble antiguo.

Amigas,

Hoy vamos a hablar de los muebles antiguos, pues hace un par de semanas fui a una exposición de muebles recuperados que datan como mínimo un par de siglos atrás y les seré muy sincera, me encantó la experiencia, creo que en realidad mi profesión tiene más que ver con la decoración de interiores que la restauración de muebles, pues estás dos se combinan, es decir, tener un peso mayoritario es cada uno de los proyectos que tengo actualmente y que tendré en un futuro. Ser la jefa de jefas.

Por ello, hoy les compartiré algunos tips de cómo ustedes mismas pueden hacer de sus muebles viejos una verdadera obra de arte por medio de la restauración, así que presten fina atención y vayan por lápiz y papel para tomar nota y nada se les olvide (aunque pueden leer esta nota cuantas veces sea necesario).

  1. Prepara el mueble para conseguir aspecto decapado: Prepara el mueble, tanto si es usado y quieres cambiar su aspecto, como si es un mueble de madera en crudo con el que empezar desde cero.
  2. Elegir el color de fondo que tendrá el decapado: Generalmente, se escoge un tono oscuro, pero también pueden tener un fondo de otro color (azul, verde, granate, rojo) en un tono intenso.
  3. Si el mueble ya es de madera oscura no habrá que hacer nada. En caso de una pieza en crudo tienes que aplicar el tono base con una mano de pintura de ese color.
  4. Pinta el mueble del color principal: Aplicar la pintura del color principal que quieras que tenga el mueble acabado. Lo normal es utilizar una pintura en color crema, blanco roto, gris claro u otro tono de estos colores. Pero también son aceptables otros colores. Tú decides. Hay que dar dos manos de pintura.
  5. Quita la pintura para dar el aspecto decapado que da el desgaste de un mueble: Antes de quitar la pintura para que el mueble tenga ese acabado característico del decapado, comprueba que esté seca. Lija en los lugares en los que, en teoría, sea más usual el desgaste de una pieza de mobiliario, como el sobre o parte superior, los bordes, las esquinas y los perfiles de las patas. Para saber más respecto a esto, puedes ingresar a Berkana Shop y encontrarás muchas opciones.
  6. Lija para conseguir un acabado liso y homogéneo: Al pasar una lija de grano fino no solo desaparecen las imperfecciones, sino que se suavizan los bordes de los lugares donde hayas retirado pintura. Puede usarse una esponja de lija, papel de lija o lana de acero, todas del grano 00.
  7. Aplica un acabado de pintura decorativa y/o pátina: Protege y patina el mueble con una capa de cera teñida con betún de Judea u óleo de algún color que le dé el aspecto envejecido que quieras para el mueble. También encuentras la cera teñida en diferentes tonos en tiendas especializadas. Puedes también aplicar algún tipo de pintura decorativa, antes de la pátina.
  8. Colocar pomos, tiradores y herrajes: Si el mueble tiene cajones o puertas es el momento de colocar los pomos, tiradores y herrajes que hayamos quitado previamente. Aprovecha para poner otros nuevos que acentúen el sabor romántico, antiguo, vintage o shabby chic que quieras dar a su pieza.

Así que ya sabemos cómo hacerlo, para que después no estén muriéndose por no poder ir a comprar esa mesa de centro de Liverpool tan hermosa que cuesta más de dos meses del salario que ganamos, es mejor hacer algo lindo con lo que ya tenemos que estar siempre soñando con imposibles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *